metas, planes y el año nuevo
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Queremos empezar nuestro primer tema del 2015 con el deseo de que este nuevo año te traiga muchos éxitos y que muchas metas se vean alcanzadas. También esperamos que hayas pasado unas felices fiestas y que estés de regreso con mucha energía para emprender las actividades cotidianas y los nuevos planes.

Normalmente iniciamos el año proponiéndonos muchas metas y con muchas ganas de verlas cumplidas. No importa de qué magnitud y de qué clase sean: personales, profesionales, empresariales, deportivas, etc. Iniciamos el año con metas tales como obtener la licenciatura, adelgazar para perder los kilos que hace tiempo llevamos de más, mejorar nuestro desempeño profesional, aumentar nuestros ingresos personales o las ganancias de nuestra empresa, y un largo etc. Esto es de lo más natural y de lo más frecuente durante el inicio de un nuevo año. Pero, recordando una frase de Antoine De Saint-Exupéry, “una meta sin un plan no es más que un deseo”, necesitamos un plan para lograr lo que nos hemos propuesto.

Es muy importante que asociemos cada meta a un plan y que ese plan se haga por escrito, con sus actividades, su presupuesto y los hitos con sus fechas para revisar lo que hemos hecho y cómo va nuestro progreso. Lo de tener un presupuesto es algo muy importante porque nos permitirá contar con los recursos para ejecutar las actividades de nuestros proyectos y lograr nuestras metas. Recordemos que el presupuesto no es más que la expresión numérica de un plan. Es nuestro plan traducido en dinero, ese dinero que pensamos gastar o invertir en nuestros proyectos. Lo que no esté presupuestado será difícil o imposible de ser realizado, en términos estrictos de control. También, tener un cronograma de ejecución es imprescindible para lograr nuestros objetivos en el lapso de tiempo que nos hemos propuesto.

Por lo tanto, si tenemos una lista de metas que deseamos cumplir en este nuevo año, recordemos que debemos tener también un plan asociado a cada una de esas metas. Es un ejercicio que nos ayudará mucho para que no nos veamos frustrados al final del año cuando veamos que no hemos conseguido las metas que nos hemos propuesto. No dejemos que nuestras metas se conviertan en simples deseos.

¡Feliz inicio en este 2015, que tengas un excelente año y que todas tus metas se vean cumplidas!

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Visit Us On TwitterVisit Us On LinkedinVisit Us On Google PlusCheck Our Feed