quarterback
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Hace un par de años compré un libro sobre la biografía de Steve Jobs. Había leído algunas anécdotas e historias sobre él, incluyendo su célebre discurso en la universidad de Stanford, en 2005, y había quedado algo impresionado por esos relatos, por lo que me interesó saber más sobre su vida y su trayectoria. Leyendo su biografía, confieso que estoy más impresionado todavía. Por lo que allí se relata sobre los inicios de su vida tanto personal como académica y laboral, creo que en esa etapa nadie hubiera sospechado lo que iba a ser capaz de crear durante su no tan larga vida. Me impresionó leer sobre la manera cómo trataba a la gente, cómo era capaz de convencer a las personas (aun al principio, cuando era un “Don Nadie”) y el grado de influencia que tenía sobre los demás. Esa actitud me hizo pensar en las cualidades que muchos líderes deberían tener para poder lograr sus objetivos, sus sueños y llegar a los lugares que crean en su mente.

Cualidades como la capacidad de crear y ver cosas donde los demás ven partes sueltas o chatarra, o el poder de convencimiento sobre los demás, a pesar de lo incrédulos que puedan ser sobre lo que están escuchando, son clave para materializar el sueño en el que se cree. Un líder debe ser un guía que muestre el camino hacia el logro de los objetivos. Debe transmitirnos su visión y su misión, y debe hacer que los miembros de su equipo las compartan y las hagan posible. Muchos líderes se forman ideas concretas sobre lo que quieren. Pero esas ideas puede que no sean compartidas por la mayoría que los rodea y, por lo tanto, no reciben el apoyo necesario para llevarlas a cabo. La grandeza del líder está en saber transmitir su idea y en convencer a los demás sobre la factibilidad de esa idea, de manera que pueda lograr el apoyo para llevarla a cabo. Ejemplos en la historia hay muchos, como los de Charles Lindbergh, Gandhi, Mandela, Alejandro Magno, Napoleón, etc.

Sin pretender que todo líder deba tener las cualidades de grandes líderes como los anteriores, creo que existen ciertos rasgos y características básicas que todo líder debe tener. Toda persona que conceptualiza una empresa y crea en su proyecto, está obligada a tener un mínimo de rasgos que le permitan llevar adelante su proyecto. Debe convencer a muchos sobre las bondades de su idea y debe convencer también a los que van a colaborar con él para que sientan que están dentro de un proyecto posible y ejecutable, que dará resultados.

Existen muchos rasgos que identifican a un líder. De hecho, las investigaciones realizadas en este campo han identificado hasta 80 características de personalidad diferentes. Sin embargo, y en mi opinión, hay algunas de esas características que considero imprescindibles en un líder. Algunos de esos rasgos, y siempre en mi opinión, son:

 

  • La ambición
  • La honestidad e integridad
  • La seguridad en sí mismo
  • Saber comunicar y comunicar oportunamente
  • La creatividad, tanto en la solución de problemas como en la creación de oportunidades
  • El deseo de estar al frente del equipo que dirige
  • Saber escoger a los integrantes de su equipo
  • Saber adaptarse a las diferentes situaciones
  • Poseer un alto grado de inteligencia emocional

 

Creo firmemente que el liderazgo tiene mucho que ver con la cultura del medio que nos rodea, el país o región donde estemos y la afinidad de los miembros del equipo que se debe dirigir, aunque estoy convencido de que un buen líder aprende rápido cómo manejarse en situaciones donde los miembros del equipo tienen diferencias y la cultura que le rodea no es la misma a la que está acostumbrado.

El manejo de las situaciones dentro del equipo es uno de los aspectos más importantes a la hora de lograr resultados. Es por esto que, quizás, uno de los rasgos más resaltantes de un líder, en mi opinión, es el cociente de inteligencia emocional que posea ese líder. Creo que el líder no tiene que saberlo todo, tanto si se trata de aspectos técnicos como de dirección y gestión. Pero sí debe saber escoger a los miembros de su equipo que posean esos conocimientos y luego debe saber aglutinarlos para que trabajen como un todo y obtengan los resultados deseados. El saber tratar a los miembros del equipo, tanto individualmente como en grupo, es clave para lograr esos resultados.

Peter Drucker, hombre influyente en la creación de las corporaciones modernas, dijo: “La excelencia de un líder se mide por su capacidad de transformar los problemas en oportunidades”.

 

Para la preparación de este artículo fue consultada la siguiente bibliografía:

1 -. Robbins, S. (1998). “Comportamiento Organizacional”. Ed. Prentice Hall, México, 8ava. Edición, capítulo 10.

Foto: Pixabay

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Visit Us On TwitterVisit Us On LinkedinVisit Us On Google PlusCheck Our Feed